lunes, 24 de marzo de 2014

Los animales y tú

Está claro que el hecho de tener a Tango, y ahora a Comba, está contribuyendo positivamente en tu relación con los animales.

No sólo con los perros, a los que llamas genéricamente "Eh!", si no con otras especies.

El caso de los perros es significativo. Te llenas de emoción cuando salen en televisión, y en alguna serie de dibujos animados (extraña en su concepto vamos a decir) en la que supuestamente hay sirenas viviendo bajo el agua que tienen "animales sirena" y hacen cosas de humanos terrestres (realmente complejo, ahí va un vídeo https://www.youtube.com/watch?v=pn3kF8_FNiQ) , el juego consiste en buscar y perseguir al "medio-perro" por todo el episodio.

Pero hay otro animal que poco a poco ha conseguido hacerse un hueco en tus preferencias. El pato, o también llamado "cuak-cuak". Desde tiempos inmemorables en la bañera, cuando te entretenía en su versión amarilla de goma correteando entre las cortinas, hasta el cuenta que te regaló la Yaya hace poco en el que cantaba cuando ponías el dedo en un círculo, has tenido una especial relación con dicha especie.

Iremos a verlos en Valladolid y en el Retiro si el tiempo lo permite.

Mientras tanto, te dejo el vídeo que encontró papá hace poco y que te gusta tanto que lo cantas.


Papá

martes, 18 de marzo de 2014

Otra semana

Ha sido una semana intensa. A la adaptación al y del nuevo miembro de la fami lia, ha habido que sumar un viaje de papá de varios días y una otitis inoportuna.
La buena noticia ha sido el tiempo, que empieza a acompañar a tus ganas de pasar las tardes fuera de casa.
De nuevo, estoy impresionado con tus avances. Controlas a a perfección el arrastrar cosas por la pantalla de la tableta y el juego del tren y los animales está dominado.
A partir de ahora, todo irá a mejor.
Papá

lunes, 10 de marzo de 2014

Uno más en la familia

Este fin de semana se ha incorporado un nuevo miembro a la familia. Comba, una pequeña Beagle que viene a hacer compañía a Tango, tu gran amigo.

Verás que juegan entre ellos de una manera muy especial, como si se estuviesen pegando. No pasa nada. Son así, les gusta desahogarse jugando a lo bestia.


Tú no debes jugar así. Tú debes jugar construyendo, pintando y haciendo cosas divertidas con Mamá, conmigo o con tus amigos, incluidos Tango y Comba.

Cuando empieces a practicar un deporte, sea el que sea, deberás hacerlo tratando a los demás como compañeros de juegos, no como rivales a batir. Deberás esforzarte por mejorar tú mismo, pero no para vencer a un enemigo. Las carreras debes ganarlas porque lo has hecho bien, no porque lo has hecho mejor que otro.

Disfrutarás más del deporte, y de cualquier otra actividad que practiques en sociedad. Serás humilde y cercano a tus compañeros. Serás respetado y estarás satisfecho de ti mismo.

Suena bien, y parece lógico. Pero ya verás qué difícil es  mantenerse en el camino correcto el 100% del tiempo.

Yo te ayudo.

Papá.

martes, 4 de marzo de 2014

Tigretón bailongo, peonza cabezón.

Hemos pasado tu primer carnaval. Contra tu voluntad, por supuesto, te tocó ir el pasado viernes disfrazado de tigre a la guardería, dentro de la temática circense que nos indicaron.

La parte que menos te gustó fue la capucha con forma de cabeza de tigre, pero al final toleraste el traje.

Tranquilo, hasta el próximo año no te vuelve a tocar. A no ser que se empeñen mucho con lo de Halloween...

Esta semana has descubierto una nueva forma de bailar. Dar vueltas sobre ti mismo mientras suena la música. Te divierte mucho, te ríes, y todavía no eres consciente de los efectos secundarios. Ya estamos nosotros pendientes de apartar los obstáculos que tú mismo esparces por todo el salón...

Y tu última nueva "habilidad" está relacionada con tus rabietas, que van ganando en intensidad y frecuencia. Lo cuento aquí porque sé que es algo pasajero, y te gustará verlo cuando seas mayor. Te cabreas en seguida cuando se te lleva la contraria, ya seamos uno de nosotros, la fuerza de tus músculos cuando te empeñas en levantar algo o las propias leyes físicas que impiden que algo de mayor volumen entre dentro de algo menor. Lo que no mola nada Marc es que pegues cabezazos contra el suelo cuando te cabreas.

Repito. Sé que se te pasará. Pero no mola.

Papá